La arquitectura, la fotografía y el arte plástico son una vida propia en mí.  La importancia del trabajo con base a la figuración de la realidad, experimentando con distintos materiales desde la pintura,  la escultura, la fotografía intervenida; encontrando un medio para llegar al objeto.


Una fortaleza de vida es trabajar con diferentes ideas a la vez, donde la fascinación de encontrarme con diferentes ideas y expresar los sentimientos generados por la experiencias vividas.


Así, como encuentro fascinante lo externo a mi, me dejo seducir por mi propio sentir, encontrar la libertad, la felicidad y hasta miedos que surgen y se muestran; expresados en una linea de tiempo sin tiempo, expresar aquello que la palabra no logra y el sentimiento no te permite hablar.